COLOMBIA VENEZUELA - Colombia niega un supuesto espionaje con un avión cerca de la frontera venezolana

CRISIS CLIMÁTICA - Greta y jóvenes activistas piden en la ONU acciones contra cambio climático

HURACANES ATLÁNTICO - Huracán Jerry se degrada a tormenta tropical al norte de Puerto Rico

PUERTO RICO AGUA - Realizarán limpieza en planta de P.Rico por acumulación de manganeso en agua

EEUU ELECCIONES - El Concejal Ydanis Rodríguez anuncia su candidatura al Congreso de EE.UU

EEUU MÚSICA - C. Tangana: "Tapar los ojos a las personas debería ser la última opción"

EEUU ESPECTÁCULOS - "Disney on Ice" se acerca a las cuatro décadas fiel a su espíritu familiar

EEUU INTELIGENCIA - Trump niega haber presionado líder de Ucrania para investigar a hijo de Biden

EEUU INTELIGENCIA - Trump niega haber presionado al líder de Ucrania para investigar al hijo de Biden

BÉISBOL GRANDES LIGAS - Correa aporta dos cuadrangulares; Jiménez pega un grand slam

El Comercio de Colorado

Batman: el crossover de Fortnite está aquí

Google celebra el inicio del Oktoberfest con un doodle de pretzels

Dos muertos y 8 heridos deja tiroteo en un bar cerca de Lancaster, Carolina del Sur

Barron Hilton, cuyo imperio incluía hoteles y un equipo de la NFL, muere a los 91 años

Nuevos detalles revelan una amarga división entre Epstein y el duque de York

Él tuiteó con odio hacia ella. Ella demandó. Entonces ella lo conoció

El libre mercado necesita reformas

Por qué importa lo que piensan las verdaderas bailarinas exóticas sobre “Hustlers”

¿Qué está pasando con Trump, Biden y Ucrania?

Acusadora del príncipe Andrés dice que la obligaron a realizar actos sexuales a los 17 años

¿Cómo extraer el veneno?

¿Cómo extraer el veneno?

¿Cómo extraer el veneno?
August 15
14:14 2019

Jesús Sánchez Meleán 

El veneno del racismo está fluyendo por el torrente sanguíneo de la sociedad norteamericana. La masacre ocurrida en El Paso confirma esa aseveración. Y quien no quiera aceptar esta incómoda verdad debe leer con cuidado el documento de cuatro páginas que el victimario de El Paso subió a internet pocas horas antes de derramar su ira contra quienes, según su punto de vista, pertenecen a otra raza y están residiendo en un lugar que no les corresponde.

El “manifiesto” del atacante comienza expresando su simpatía hacia el autor de los tiroteos en las mezquitas de Christchurch en Nueva Zelanda. Ese otro victimario merece el reconocimiento del victimario texano debido a que eliminó a 51 personas de una raza, y por lo tanto de una cultura, “no europea ni occidental”. Acto seguido, en el documento en cuestión se explica que va a ejecutar un ataque en respuesta a lo que “otros no europeos” están haciendo en Estados Unidos.

Y de manera específica quedó escrito que el agresor intenta detener lo que llama la “invasión hispana de Texas”. Este atacante expresa que personas extranjeras estaban desplazando a la “gente blanca” de “origen europeo”. Este joven victimario no solo ataca a los mexicanos e hispano en general. El también alega que “los judíos no ocuparán”, tampoco, el lugar de los “estadounidenses blancos”. Y entre los blancos de su odio, el atacante también deja espacio para los congresistas demócratas porque tratan de ser mayoría dando apoyo a los hispanos.

En su manifiesto, el agresor repite un argumento, muy común y probadamente carente de veracidad. Dijo que los inmigrantes les están quitando los empleos a los “nativos” y que liberarse de ellos puede hacer mejor la vida en Estados Unidos. “Si podemos deshacernos de suficientes de ellos, entonces nuestra forma de vida puede ser más sustentable”, indica. Y acto seguido afirmó que aquella mañana buscaría eliminar la mayor cantidad posible de mexicanos.

Este joven asumió total responsabilidad por los hechos que iba a ejecutar. Él dejó saber que sus opiniones sobre los inmigrantes “anteceden a Trump y su campaña para presidente”. Sin embargo, tiene otra coincidencia con el presidente norteamericano. El considera que “los medios de comunicación son famosos por las noticias falsas”. Y agregó, “su reacción [la de los medios] a este ataque probablemente lo confirmará”.

El veneno que tiene en su organismo este agresor es más que evidente. Este joven será condenado con pena de muerte, o al menos cadena perpetua, por haber asesinado a veinte y dos personas “de color”. Lo grave es que no solo él, sino un número indeterminado de personas, como él, han sido envenenados con sentimientos racistas. Toca ahora pensar cómo extraer el veneno, en ese número indeterminado de personas para que no siga causando más daño.

Algunos congresistas ya están trabajando en crear un proyecto de ley que sancione a quienes utilicen las redes sociales para promover mensaje de odio racial. Este proyecto tiene sentido porque el agresor consiguió un rincón seguro para divulgar sus ideas. Su manifiesto fue publicado en 8chan, portal electrónico que ha compartido los documentos de otros tres autores de masacres. El proyecto impondría sanciones monetarias y cargos penales contra los propietarios de los sitios electrónicos que no censuren mensaje de odio racial.

En enero de 2018, en Alemania fue aprobada una ley que tiene un propósito similar. En ese país, ya Facebook, Twitter, e Instagram han sido multados por haber permitido mensaje de odio racial. Esas redes sociales van a desarrollar su experticia en cuanto a prevenir la circulación de esos mensajes; no tengo duda de eso. Sin embargo, esta estrategia me parece de alcance limitado. La ciencia médica determinó que el usar un torniquete o chupar el veneno luego de una picadura de serpiente son procedimientos totalmente ineficientes.

Los torniquetes y la chupada del veneno no detienen la circulación de la sustancia química ni los efectos dañinos que va a producir. De igual manera, el sancionar a las redes sociales por propagar mensaje de odio racial no detiene el problema. Lo más efectivo sería el atender las recomendaciones de un grupo de expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas. En un comunicado conjunto afirmaron: “el uso del lenguaje racista [en los Estados Unidos] con la intención de ganar votos debe detenerse”.

“Estados Unidos debe admitir el impacto directo que el racismo, la xenofobia y la intolerancia tienen en la promoción de la violencia y la instalación del miedo y la inestabilidad entre minorías étnicas y religiosas”, añadieron los expertos. Una de esas expertas, Tendayi Achiume, relatora especial para casos de racismo y xenofobia, añadió que “no hay ninguna duda de que el uso de discursos de odio, intolerancia, fanatismo y racismo por parte de políticos y líderes con el fin de ganar apoyo popular convierte a esas personas en cómplices de posterior violencia”.

La próxima campaña presidencial podría brindar la oportunidad de comenzar a extraer el veneno que fue sembrado en la anterior campaña. ¿Se perderá esta oportunidad de erradicar el discurso racista?

Share

About Author

admin

admin

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

EDICIÓN VIRTUAL | #347 | 12 DE SEPTIEMBRE 2019

Subscríbase GRATIS aquí

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Síganos en las Redes Sociales

Stock Market

Clima Denver

Propaganda Billboards

wordpress blog stats