PUERTO RICO POLICÍAS - Cámara atiende ajuste salarial policías y oficiales de correccionales en Puerto Rico

EEUU RUSIA - Trump habla con líderes de Justicia y el FBI sobre supuesto espionaje electoral

EEUU RUSIA - Trump habla con líderes de Justicia y FBI sobre supuesto espionaje electoral

VENEZUELA ELECCIONES - Panamá mantendrá una relación constructiva con Maduro pero no reconocerá los comicios

COLOMBIA JUSTICIA - El procurador emprenderá acciones legales contra la decisión de la JEP sobre Santrich

VENEZUELA ELECCIONES - El jefe del Parlamento venezolano pide reconstruir la unidad opositora contra Maduro

PUERTO RICO POLÍTICA - Municipios de Puerto Rico piden administrar fondos federales por ser "más rápidos"

EEUU VENEZUELA - Trump limita capacidad de Venezuela para vender deuda y activos en EEUU

EEUU EMPLEO - Falta de trabajadores extranjeros complica proyectos de verano en Colorado

IRÁN NUCLEAR - Rohaní dice que EEUU no puede decidir por Irán ni por el resto del mundo

El Comercio de Colorado

Los 10 futbolistas más caros que estarán en Rusia 2018

Claves de los premios Billboard 2018: Ozuna, mejor artista latino y mejor disco... y no se olvidaron de 'Despacito'

Segundo debate presidencial en México: lo que los candidatos dijeron sobre la relación con Estados Unidos

El príncipe Enrique y Meghan Markle publican las fotos oficiales de la boda

Estados Unidos y China hacen un alto al fuego en la guerra comercial

Crisis en Hidroituango en Colombia: ya son más de 8.000 evacuados y el Gobierno emite nueva alerta

Estos son los 23 jugadores de España convocados al Mundial Rusia 2018

Estas son las víctimas mortales del tiroteo en la escuela secundaria de Santa Fe, Texas

Grupo de Lima desconoce elecciones en Venezuela y llama a consultas a sus embajadores

¿Qué es la GDRP? Todo lo que necesitas saber sobre la nueva ley de protección de datos en Europa

Letra grande y letra chiquita

Letra grande y letra chiquita

Letra grande y letra chiquita
September 28
15:48 2017

Jesús Sánchez Meleán

El 24 de Septiembre no fue un domingo cualquiera. Esa tarde, vimos como los Broncos de Denver caían derrotados en el terreno de Los Búfalo Bills. Este era para muchos un juego fácil, que el equipo local tenía asegurado. Resultó pues que los Broncos comenzaron ganando pero fueron aventajados en el último cuarto por el equipo del estado de Nueva York. El ver la primera derrota de los Broncos en esta temporada fue la primera gran sorpresa de la noche.

El segundo sobresalto de aquel día lo constituyó el leer que la administración Trump tenía una nueva versión de su restricción migratoria. No fue extraño para mí que Trump realizara este anuncio por medio de su twitter. Lo verdaderamente noticioso es que los venezolanos pasan a estar en la misma lista junto con los nacionales de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen, Libia, Chad y Corea del Norte. En realidad, los venezolanos tienen poco en común con esas naciones. O eso creía yo.

Según la orden ejecutiva de Trump, los venezolanos deben ser tratados de igual manera que los nacionales de esas otras naciones debido al comportamiento del gobierno del país caribeño. El decreto reza que el gobierno venezolano “no coopera en verificar si sus ciudadanos representan amenazas para la seguridad nacional o la seguridad pública” norteamericana. Esa conclusión fue hecha luego de revisar las prácticas y procedimientos migratorios de 200 naciones en distintos continentes. 

La administración Trump reconoció que el régimen venezolano “ha adoptado varios de los estándares del Departamento de Seguridad Nacional”. Pero, ese régimen chavista sigue siendo visto con desconfianza porque no suministra la “información completa” que el gobierno norteamericano necesita. Y se le atribuye a los chavistas el negarse a cooperar “plenamente con recibir a sus nacionales sujetos a órdenes finales de expulsión de Estados Unidos”.

En primera instancia, los afectados por la restricción serían “ciertos funcionarios del gobierno venezolano que son responsables de las deficiencias identificadas”. La medida también afecta a los “familiares directos”de estos funcionarios. En concreto, están imposibilitados de ingresar a Estados Unidos aquellos funcionarios, y sus familiares, que tengan visas de negocios, B1; de turismo, B2; y de negocios/turismo, B1/B2. Hasta este punto el decreto contiene elementos razonables.

Está más que claro que el gobierno venezolano tiene lazos importantes con todos los países que han sido sancionados por promover el terrorismo. Los chavistas apoyan al régimen gobernante de Siria. El régimen iraní mantiene inversiones en varios sectores económicos venezolanos. Y han sido muchas las denuncias sobre la emisión de pasaportes venezolanos a los miembros del grupo militar libio Hezbolá. Ciertamente, el régimen chavista no tiene ningún interés en contribuir con la seguridad nacional de EE.UU.

El problema con la nueva orden ejecutiva se encuentra en la oración final de la sección dedicada a Venezuela. El decreto concluye afirmando que otros “nacionales de Venezuela que tengan visa norteamericana deben ser sujetos a medidas adicionales apropiadas para asegurar que la información de los viajeros se mantenga actualizada”. En pocas palabras, cualquier venezolano podría ser objeto de “escrutinio” adicional. Esta revisión especial no se aplica solamente a los funcionarios y a sus familiares.

Esta redacción tan amplia de la nueva medida migratoria pareciera indicar que todos los venezolanos que quieren venir a los Estados Unidos están bajo sospecha. Este enfoque es correcto desde el punto de vista de la seguridad nacional. Pero, no hay ninguna regla clara sobre la manera como se va a aplicar este frase final del decreto. El problema es el vínculo de esta regulación con las políticas migratorias restrictivas de la administración Trump. Esta frase podría perjudicar a muchos venezolanos sin relación con el régimen chavista. 

En este momento es más que perentorio que los voceros del Departamento de Estado, del Departamento de Seguridad Nacional y de la Fiscalía norteamericana aclaren el alcance de esta restricción para los venezolanos. Este un caso en el que el problema está en el detalle, en la letra “chiquita”.

Share

About Author

admin

admin

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

PUBLICIDAD

Edición Virtual | #312 | 10 de Mayo 2018

Subscríbase GRATIS aquí

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Síganos en las Redes Sociales

Stock Market

Clima Denver

Propaganda Billboards

wordpress blog stats