BRASIL EEUU - Temer abordará con Pence la cooperación espacial y la situación de los venezolanos

PUERTO RICO SUCESO - Herido un obrero al caer desde un andamio en Rincón, en el oeste de Puerto Rico

EEUU CHINA - Trump planea restringir inversiones chinas en tecnológicas de EEUU, según WSJ

EEUU EMPRESAS - GE vende filial de motores industriales por 3.250 millones de dólares

EEUU COLOMBIA - Cultivo de coca en Colombia alcanzó cifra récord de 209.000 hectáreas en 2017

BM ECUADOR - El Banco Mundial aprueba 230 millones de dólares para el metro de Quito

EEUU JUSTICIA - El Supremo revierte fallo contra florista que no atendió a pareja LGTB

PANAMÁ MARTINELLI - Defensores y querellantes llegan al Supremo para la audiencia contra Martinelli

FIRMAS DE LA AGENCIA EFE - El sistema de Naciones Unidas, los desafíos globales y el multilateralismo

SUDAN DEL SUR CONFLICTO - Arrancan las conversaciones entre las partes beligerantes de Sudán del Sur, en Jartum

El Comercio de Colorado

“Estoy con Salah”: fanáticos le piden a la estrella del fútbol egipcio no retirarse de la selección nacional

¿Por qué pidieron a Sarah Sanders que se fuera de un restaurante?

Un empresario australiano ofrece recompensa para quien resuelva el misterio de este geoglifo

Los poderes sin precedentes que tendrá Erdogan en su nuevo periodo presidencial en Turquía

Arabia Saudita 2 – 1 Egipto: los saudíes anotan el segundo en el último minuto

Rescatistas buscan a equipo de fútbol de niños que estaría atrapado en una cueva en Tailandia

Uruguay 3 – Rusia 0: los uruguayos golean a los anfitriones

Minuto a minuto: Comienza la tercera jornada de la fase de grupos en Rusia 2018

Anuar Layón se anota un gol mundialista en colaboración con Nike

Erdogan se declara ganador de elecciones en Turquía; faltan resultados oficiales

Mucho que perder

Mucho que perder

Mucho que perder
December 20
14:43 2017

Jesús Sánchez Meleán

Es común escuchar como los hermanos mexicanos en los Estados Unidos expresan su frustración por los acontecimientos políticos que ocurren en su país de origen. Y ya se viene haciendo más frecuente que digan que hasta llegarían a votar por Andrés Manuel López Obrador porque “porque no tienen nada que perder”. Esta postura me obliga a opinar. El darle un cheque en blanco a López Obrador, o a cualquier otro, es una cosa muy seria. Los procesos electorales nos dan la oportunidad de analizar las opciones políticas y de aprender de ellas.

Esta es la tercera vez que el ex jefe de gobierno de la ciudad de México aspira a ser presidente. Fue derrotado en el 2006, por Calderón del PAN, y en 2012 por Peña Nieto, del PRI. La elección del 2006 tuvo un final de fotografía, con un resultado que López Obrador disputó. Se declaró ganador y hasta formó un gobierno paralelo. Mientras, la derrota ante Peña Nieto fue más clara. El priista le sacó siete puntos porcentuales por arriba. Pero, de todas formas, López Obrador gritó fraude y denunció “la compra” de la voluntad de los electores.

La suerte parece haber cambiado para este político nacido en Tabasco. A casi seis meses de las elecciones presidenciales mexicanas, López Obrador se mantiene adelante en todas las encuestas de opinión, con una ventaja de entre 3 a 5 puntos porcentuales por arriba de Ricardo Anaya, virtual candidato de un frente que incluye al PAN y al PRD, antiguo partido del tabasquense. Con miras a mantener y a expandir la ventaja del arranque, López Obrador ha comenzado a presentarse como un candidato del que no hay que temer.

El intelectual mexicano Hernán Gómez Bruera asegura que el candidato de Morena tiene muchas más similitudes con Lula de Brasil que con Hugo Chávez de Venezuela. Gómez Bruera indica que López Obrador, tal como lo ha sido Lula, es un político profesional que sabe negociar y que es moderno. Este intelectual recuerda las ejecutorias de López Obrador al frente de la ciudad de México. Desde esa oficina trabajó con el sector privado e impulsó las inversiones privadas en las áreas de infraestructura.

Gómez Bruera señala que, para desgracia de los seguidores de la izquierda radical de López Obrador, en el programa de gobierno no se menciona la palabra “neoliberalismo” o “imperialismo” ni una sola vez. Es que, según ese programa, este candidato no está buscando expropiar, o redistribuir la riqueza a la fuerza, como lo hizo el régimen de Chávez en Venezuela. López Obrador habla de disciplina fiscal mediante un plan de austeridad y de ejecutar un gasto público responsable. Él está prometiendo “estabilidad macroeconómica”.

Para los mercados financieros, mexicanos y globales, acostumbrados al cortísimo plazo, falta mucho para las elecciones presidenciales mexicanas. López Obrador aspira que llegado el momento su candidatura no se convierta en un factor de inestabilidad y riesgo. Él quiere que lo recuerden vestido con piel de oveja. Pero, hay razones para tener dudas sobre lo que puede representar su llegada a la presidencia de México. Sí, es un político, de la escuela del PRI. Sí, es moderno, porque cree en la macroeconomía y el comercio internacional.

Y también es populista. Y esto no es una etiqueta. Los populistas son líderes personalistas capaces de dar cualquier voltereta para mantener su popularidad. Son la clase de políticos menos confiables porque son de los que “venden” hasta a su madre. Y por lo momentos este tabasqueño anda enamorando a lo que el llama “el pueblo” a costa de lo que sea. Y el problema es que, como cualquier populista “que se respete”, tiende a perder conexión con la realidad y a creer que “él es el estado”. Los populistas son los que derrumban las instituciones.

En el pasado los populistas aparecían como los grandes benefactores de “el pueblo”. En el presente, los populistas son “los intérpretes” del pueblo. Y en el caso mexicano la presencia de un populista como López Obrador se convierte en explosiva porque se combina con la alta dosis de nacionalismo que exhibe la sociedad mexicana. El populismo y el nacionalismo son como el fuego y el viento que al juntarse pueden devastar territorios inmensos. La mayor tragedia que pudiera ocurrir en México es el revertir la reforma energética del actual sexenio.

Bloomberg y el Financial Times no vieron de buena manera la postulación de Rocío Nahle García como la potencial ministra de energía de López Obrador. Nahle García ha sido una crítica a las reformas racionales y necesarias que se han aplicado tanto a sector que genera electricidad como al sector del petróleo y el gas en su actuación como Diputada por Morena. Estas reformas estaban rezagadas y eran necesarias para la estabilidad del país. Las reformas no entregaron la riqueza mexicana al capital extranjero.

Las reformas del sector energético buscan salvar el sector económico más importante de la economía mexicana. Este ha sido, hasta ahora el único legado positivo e importante que la historia le va a poder reconocer a Peña Nieto. Y esas medidas fueron parte de un acuerdo de todo el sector político, al principio del sexenio, cuando en todos los actores políticos mexicanos privaba la racionalidad. Asusta que en un arranque populista López Obrador “eche” por tierra este logro.

Share

About Author

admin

admin

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

PUBLICIDAD

Edición Virtual | #315 | 21 de Junio 2018

Subscríbase GRATIS aquí

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Síganos en las Redes Sociales

Stock Market

Clima Denver

Propaganda Billboards

wordpress blog stats