VENEZUELA GUYANA - Venezuela pide a Guyana retomar la "negociación" por controversia territorial

EEUU INMIGRACIÓN - Congresistas visitan albergue de niños inmigrantes en Florida

EEUU INMIGRACIÓN - Campos de concentración para japoneses, un trauma de EEUU que vuelve a la luz

EEUU INMIGRACIÓN - EE.UU. anuncia que ha reunido a 522 niños inmigrantes con sus familiares

MÉXICO ELECCIONES - México aplica una rigurosa normativa contra el fraude electoral

EEUU INMIGRACIÓN - Trump atiza debate y afirma que sin él "millones" vendrían ilegalmente a EEUU

BOLIVIA POLÍTICA - Bolivia busca actualizar su "desfasada" legislación de entidades políticas

BOLIVIA ESPAÑA - Rodríguez Zapatero dice que España profundizará su relación con Latinoamérica

IRAK GOBIERNO - El clérigo Sadr se alía con el primer ministro para formar gobierno en Irak

MÉXICO VIOLENCIA - Asesinan a seis personas que festejaban triunfo de México en Ciudad Juárez

El Comercio de Colorado

Japón – Senegal: duelo de ganadores en el Grupo H

El embrollo político en Rusia por el que Mo Salah considera renunciar a la selección de Egipto

Jugador de Suecia recibe insultos racistas tras derrota con Alemania

SONDEO: Japón o Senegal, ¿quién ganará?

Los memes de la goleada y el primer gol de Panamá en mundiales

Las mujeres ya pueden conducir en Arabia Saudita tras fin de prohibición

Inglaterra – Panamá: duelo en el Grupo G

SONDEO: Inglaterra o Panamá, ¿quién ganará?

Minuto a minuto: Inglaterra-Panamá, Japón-Senegal y Polonia-Colombia

ADN en una servilleta usada ayuda a resolver un caso de asesinato 32 años después

Un voto de amor para el mundo

Un voto de amor para el mundo

Un voto de amor para el mundo
August 17
14:37 2017

Por Eva Reinoso Tejada

Los últimos días han sido sin duda un torbellino en nuestro país. No ha sido debido a un “típico” ataque terrorista con bombas, o una matanza. Ha sido la revelación de algo horrendo que se mantenía en letargo entre nosotros. Un terrible y recalcitrante racismo. Me recuerda a la comparación de cuando alguien recibe un diagnostico de cáncer, de ahí se sigue un camino de tratamientos hacia la cura hasta el ansiado día que nos confirman que estamos en remisión. Pero un oscuro día, resulta que el cáncer ha vuelto. Y esa es la cruda realidad. El cáncer del racismo sigue vivo entre los habitantes de este país. 

Eso es razón suficiente para enfurecerme, externalizar mi ira y comenzar a etiquetar de racistas e ignorantes a aquellos que expresan ideas que considero nefastas, por ser opuestas a las mías. Pero de repente se me ocurre que sería interesante tratar de entender de dónde surgen estas ideas. Dijo el presidente Obama en Twitter, citando a Nelson Mandela “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su pasado o su religión… La gente aprende a odiar, y si pueden aprender a odiar, se les puede enseñar a amar.” Estas son palabras profundas que, aunque no fueron originalmente escritas por él, las divulgó en un momento crítico de todo este episodio. Por eso tuvo millones de “likes” en Twitter, más que ningún otro posting en la historia de esa plataforma social (incluyendo todos los de Trump).

En mi opinión, el racismo va muy ligado al miedo, al sentido de carencia, y definitivamente a lo que uno aprende de otros. Por lo que he leído recientemente, las nuevas olas de pensamiento que defienden la supremacía blanca alegan que las personas de raza blanca en este país deben “preservar su raza” y mantenerse como mayoría, o de lo contrario dejarán de ser mayoría. Al respecto, apoyan ideas y políticas que mantengan a otros grupos raciales o étnicos “diferentes”, al margen de la igualdad y las oportunidades, para que no “crezcan” y compitan con su “mayoría”. Esto es una verdadera locura.

Sin entrar en discusiones de superioridad de una raza o inferioridad de otra, me voy al centro del universo que es lo siguiente: Todo ser humano tiene un valor intrínseco por ser humano, sin importar su color de piel, su cultura, lenguaje, su apariencia, su cuenta de banco, o incluso su comportamiento, o cuánto aporta a la sociedad. Ilustrado con un ejemplo, me arriesgo a decir que Bill Gates no es más valioso como humano, que una persona que está en la cárcel por asesino. O se pudiera decir que Barack Obama no es más valioso como ser humano que Donald Trump, aunque sea obvio que los zapatos de Obama como presidente nunca podrán ser llenados con la ineptitud de Trump en la misma posición.

Créanme que no es fácil aceptar esto. Mi instinto ahora mismo me dice que saque el fusil de mis palabras y ataque y destruya todo lo que está en frente de mí que pienso está mal. A los racistas. A Trump. A los dictadores. A los supremacistas blancos. Etc. Pero decidí hacer un experimento. En lugar de atacar a aquellos con quienes estoy en desacuerdo, decido ofrecer mi amor y mi compasión. Respeto su derecho a pensar diferente de mí, por más que pienso que sus ideas son totalmente equivocadas y absurdas.

Siempre expresaré mi desacuerdo y denunciaré lo que considero injusto. Pero me abstengo de atacar, insultar y humillar a aquellos de quienes disiento. Si no hiciera esto, me convertiría en uno de ellos, ¿no creen? A lo mejor, con mucho esfuerzo, puedo practicar y ofrecer lo que es el verdadero amor.

Share

About Author

admin

admin

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

PUBLICIDAD

Edición Virtual | #315 | 21 de Junio 2018

Subscríbase GRATIS aquí

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Síganos en las Redes Sociales

Stock Market

Clima Denver

Propaganda Billboards

wordpress blog stats