PANAMÁ GOBIERNO - Gabinete panameño aprueba la designación de dos magistrados del Supremo

EEUU CONGRESO - Rival demócrata de Pelosi renuncia a presidir la Cámara Baja de EE.UU.

BALONCESTO NBA - 114-118. McCollum afianza a Trail Blazers como mejor equipo de su Conferencia

BALONCESTO NBA - 92-104. Russell anota 20 puntos y lidera la victoria de los Nets

COLOMBIA GOBIERNO - Duque invita a ministros y altos funcionarios a publicar su declaración de renta

COLOMBIA POLÍTICA - Uribe se deja mecer por dos senadores de izquierda en un acto de reconciliación

EEUU FRONTERA - Pentágono estima que despliegue de tropas en la frontera costará 72 millones

BALONCESTO NBA - 125-118. Wall se acerca al doble-doble y sorprende a los Clippers

BALONCESTO NBA - 91-93. Leonard marca la diferencia en duelo de equipos líderes

CARAVANA MIGRANTES - Centroamericanos rezagados se plantean seguir a EE.UU. o quedarse en México

El Comercio de Colorado

Escoge los regalos de tus amigos y familia según su signo del Zodiaco

6 similitudes entre las excusas de Ivanka Trump y Hillary Clinton por sus correos electrónicos

¿Qué llevarías cuando solo tienes minutos para huir de un incendio forestal?

Los goles y los memes de la victoria de Argentina sobre México

Por qué la explicación del equipo de Ivanka sobre el uso de un correo persona es más que ridícula

Guatemala: Hombre de 66 años es acusado de violar y embarazar a menor de 13 años

Este fue el peor año para la especie humana en toda la historia, según investigadores

No comas lechuga romana, eso piden las autoridades en EE.UU. por posibles infecciones

El humo de los incendios forestales de California es visible hasta en Nueva York

Trump insinúa que no sancionará al príncipe saudita por el asesinato de Khashoggi

Una Marrana Llamada Melissa

Una Marrana Llamada Melissa

Una Marrana Llamada Melissa
April 17
20:53 2014
Por Morgan Smith
Por Morgan Smith

Yeira abre la caja y señala con su dedo a la pequeña marrana. Se llama Melissa. Es un regalo para mí, para una fiesta en enero de 2015, por motivo de mi cumpleaños. Es una sorpresa muy emocionante, porque Yeira y su familia no tienen nada. Ellos planean alimentar a  Melissa durante dos o tres meses; para después llevarla de vuelta a la granja de Visión en Acción, el asilo del Pastor José Antonio Galván, donde Melissa nació, hasta que llegue mi cumpleaños  y se haga la fiesta.

Yeira, de quince años, vive con su abuela Elvira al oeste de Juárez y cerca el asilo. Su hermano Hector, de dieciséis, abandonó sus estudios y está trabajando para el Pastor Galván. Cuando yo les encontré por la primera vez, estaban en el asilo charlando con un paciente llamado Spiderman, por su tatuaje de una araña sobre su cuello. Más tarde aprendí que Elvira, la cocinera, los traía al asilo cada fin de semana porque era muy peligroso dejarlos solos en su casa.

Me parecía increíble que dos jóvenes pasaran sus fines de semana en un asilo con cien pacientes como Spiderman, que había vivido la mitad de su vida en hospitales o cárceles. Puesto que Yeira es casi exactamente la misma edad que mi nieta en Denver en circunstancias totalmente diferentes, comencé a ayudarles.

Una o dos veces por mes, traigo ropa usada que ellos pueden vender, al igual que frijoles y arroz. También le pago a Hector y Yeira por su ayuda con pequeños proyectos, como entrevistas con los pacientes. Pero ellos aman los animales. En un mundo perfecto, serían veterinarios.

Melissa forma parte del plan del Pastor Galván de hacerse más autosuficiente, criando marranos, pollos y cabras. Él tiene cien pacientes –enfermos mentales– y el costo de alimentarlos es enorme. Otro beneficio de tener los animales es que los pacientes tienen que cuidarlos. Es  trabajo. “Trabajo,” dice Galván, “te da dignidad y un sentido de ser productivo”.
Ya que Galván tiene poco dinero y depende de donaciones (el gobierno no le ayuda), los pacientes hacen la mayoría del trabajo en el asilo, incluyendo la preparación de la comida, lavando la ropa y las cobijas, limpiando a los pacientes más  incapacitados y buscando leña. También los menos discapacitados cuidan a otros pacientes, consolándoles cuando se sienten agitados.

Hay un tercer beneficio. Por ejemplo, un paciente llamado Benito Torres está a cargo de los animales. Cuando Melissa esté un poco más grande, Benito la cuidará en el asilo hasta la fiesta del enero que viene. Tiene mucha experiencia con los animales y trabajaba en agricultura en varios estados de los Estados Unidos hasta que algo malo ocurrió. Alcohol, drogas, una muerte en el estado de Washington y, en fin, deportación. Llegó al asilo y se convirtió en uno de los pacientes más importantes, un verdadero líder. Pero él es bipolar, solía recaer cada invierno y pasar unos meses encerrado hasta que se calmaba. Sin embargo, con la responsabilidad de los animales, él ha cambiado. En los últimos dos años no ha tenido ningún ataque ni colapso. Es como si los animales –marranos, pollos y cabras­– fuesen su terapia.

Por eso la pequeña Melissa simboliza algo mucho más que un plato de carnitas para mi cumpleaños. A mí me parece extraño, pero he visto como los animales como ella pueden aliviar el dolor de los enfermos mentales del Pastor Galván. Es una forma de terapia. Aquí en el desierto tan duro, los animales son una salvación.

About Author

admin

admin

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

Edición Virtual | #325 | 8 de noviembre 2018

Subscríbase GRATIS aquí

Subscribe to our mailing list

* indicates required

Síganos en las Redes Sociales

Stock Market

Clima Denver

Propaganda Billboards

wordpress blog stats